06 octubre, 2005

Importancia de la lectura en la vida personal y en la sociedad

Este es un ensayo que escribí durante mis estudios de comunicación.

Importancia de la lectura en la vida personal y en la sociedad

La historia de un mal lector.
Imaginémonos a un ciudadano promedio que cuenta con su educación básica. Antes de los 7 años aprendió a leer y a escribir, pero sólo leyó los libros de Lecturas de la SEP.
A los 12 años todavía escribía palabras como avía, onbre, gerra y está de más decir que no usaba acentos en su escritura.
A los 15 años escribió su primera carta de amor: ¿Quieres ser mi nobia? . Cumplidos los 16, nunca en su vida había leído un periódico completo.
Cuando cumplió 18 inició los trámites de su credencial de elector y su cartilla militar. No entendió palabras como fidedignamente, trámite, notificar y anverso.
Un día necesitó mandar un telegrama a un pariente en la capital. Tuvo que pagar por el llenado de la forma, pues no entendía cómo hacerlo.
Al cumplirse el tiempo de elecciones, escuchó a un candidato decir “pelearé por bajar el IVA” ¿IVA? ¿Qué será eso? Se preguntó a sí mismo. De todas formas votó por él porque obsequió despensas en su colonia.
Cuando obtuvo un empleo nuevo le ofrecieron un aumento salarial, y se le pagó una capacitación. Obviamente no entendió bien las explicaciones del maestro, no fue capaz de tomar apuntes por sí mismo de una forma efectiva y rápida, tenía que leer todo el texto para buscar una parte en particular, lo que le hacia perder tiempo.. En fin, sin habilidades comunicativas como la lectura, la escritura y el lenguaje fluido, encontró obstáculos en su aprendizaje, y finalmente durante su vida no logró superarse económicamente, ni socialmente.

Los beneficios de la lectura.
¿Porqué leer? ¿Qué beneficios trae en sí la lectura al enriquecimiento de la vida personal de los individuos?
“Leer sirve para cuando alguien no te puede escuchar, y entonces le escribes una carta” opinó Jaime, de 5 años de edad, cuando su maestra le preguntó acerca de los beneficios de la lectura[1]
El poder de las letras es inmenso, estas viajan a través de la geografía y del tiempo. Sobreviviente, un libro escrito por Philip Yancey, es un ejemplo de la vida de un hombre que fue cambiado por la lectura, por los pensamientos de muchos hombres cuyo único legado para las generaciones futuras fue precisamente un libro. Por medio de la lectura me doy cuenta de la vida de un doctor en la India, aunque es posible que yo nunca ponga un pie en ese país. Por medio de la lectura que hace referencia a las condiciones paupérrimas que sufren los niños de la calle en la Ciudad de México, me conmuevo por ellos y al visitar esa ciudad me doy cuenta que efectivamente esos niños sufren y casi nadie los ayuda. A veces las palabras se quedan cortas con la realidad que aluden, como por ejemplo al leer las descripciones del escritor Daniel Defoe[2] que hace en su libro Robinson Crusoe de las costas brasileñas que visitó su protagonista antes de sus naufragios. Me imagino como serán esas playas, mas sin embargo el día que las visite puede que sean diferentes o inclusive mejores de lo que las describe.
Los escritores son personas que viven en su propio mundo para poder transmitirlo a nosotros. Con sus ojos son portadores de una cámara fotográfica en la que retratan las realidades de otros mundos, de otras sociedades, o inclusive la realidad de otras personas. Annie Dillard, ganadora del premio Pulitzer, adopta el acto de recordar como una especia de misión sagrada. Se percibe a sí misma diciendo una y otra vez: “Annie, recuerda esta imagen. Recuérdala, y escríbela para otros, como si hubiera sucedido esta mañana”[3]. Quizás los lectores nos encontremos sumergidos en vidas normales: tráfico, niños en la escuela, trabajos, pagos de recibos, entre otras muchas cosas, y no nos demos cuenta de que no sólo existe nuestro mundo, nuestra realidad. Nos podemos dar cuenta que en este mismo tiempo existen personas en otros países que viven vidas más tranquilas, inclusive existen adolescentes que viven perfectamente sin MTV.
Siento que la lectura nos hace más humanos. Los animales nacen, buscan comida, se reproducen y mueren sin siquiera saberlo, sin ni siquiera detenerse por un momento a contemplar el mundo en el que viven, y muchas veces los individuos somos así. Nacemos, vamos a la escuela, leemos libros para sacar mejores calificaciones, para conseguir un buen trabajo, para ganar dinero, para casarse, para tener niños, y vuelve a comenzar el ciclo.
Aún así, la lectura está limitada a aquellos que tienen el gusto por la lectura, tienen el tiempo y los recursos para adquirir un libro. Y estas personas, con nuevas ideas, influyen en los demás con esos nuevos conocimientos que adquirieron. Es posible que de 100 personas, uno de ellos haya leído un libro, pero las otras 99 leerán al lector.

La importancia de la lectura en la comunicación
Los comunicadores tenemos una gran responsabilidad social, pues la mayoría de la población, al menos en México, tienen acceso a la cultura y a la información por los medios de comunicación masivos como el radio o la televisión. Tienen una idea de los procesos, digamos, en presupuestos aprobados por la cámara de diputados, que se desarrollan en el gobierno federal por los reportajes que ven en la televisión, mas no precisamente porque lean el Diario Oficial de la Federación. Y más aún en esta época, en la que los noticiarios pierden su fuerza imparcial y objetiva para que la noticia sea comentada por los conductores de los noticieros, en los que dan sus opiniones de lo que sucede. Y cuando se supone que los comunicólogos son personas letradas, ¿Cómo es posible que al entrevistar a un personaje ya sea artístico, deportivo o político, no sepan sobre su vida pública? Se ha dicho con certeza que los medios de comunicación, y mayormente sus representantes son los que forman la opinión pública, y si el auditorio está captando una opinión equivocada es porque los líderes de opinión no están bien informados. Para eso hace falta lectura.
Esta es una responsabilidad de los comunicólogos, y por lo tanto un beneficio de la lectura, pero también existen varios ámbitos o esferas de beneficio de la lectura, entre las que se encuentran las áreas culturales, políticas, económicas, psicológicas, educativas y sociales; que al mismo tiempo están relacionadas entre sí, y que son de beneficio para todos.

Beneficios culturales
Culturalmente la lectura profunda y crítica nos previene de ser personas neófitas y nos convierte en personas letradas, y una vez que este conocimiento está dentro de nuestra conciencia, se funde dentro de nosotros para darnos identidad, para ser parte de nosotros mismos.
Beneficios psicológicos
Obviamente uno de los principales motivos de la lectura consiste en el aprendizaje. Y ¿Qué es el aprendizaje? Se puede citar a Charles Morris, quién afirma junto con la mayoría de los psicólogos que el aprendizaje es un proceso mediante el cual la experiencia o la práctica producen un cambio relativamente permanente sobre la conducta...[4] Y la lectura se convierte en una experiencia, pues nos capacita para distintas actividades, o nos hace mejores pensadores. Aún si no se tuviera la intención del aprendizaje o la adquisición de nuevas habilidades o conocimientos, según Palacios, Chávez y Domínguez, al leer profunda y detenidamente un texto se llega al aprendizaje, pues la mayoría de las palabras que se leen “se integran a la experiencia sensible y se recuerda con mayor facilidad”[5]Existen varios tipos de inteligencia, entre los cuales se destaca para nuestro estudio la INTELIGENCIA VERBAL, y la persona que la posee tiene “un buen vocabulario, lee y comprende bien lo que lee, posee curiosidad intelectual, ve todos los aspectos de un problema, aprende rápidamente, muestra atención, reflexiona, es creativa, conversa con facilidad acerca de una amplia variedad de temas, lee mucho, y advierte las relaciones entre las ideas”[6]

Quienes deben ser los precursores de la lectura
En el aspecto educativo, los padres son los primeros que son encargados de la educación del niño, y los primeros que deben de poner en contacto al niño y el libro[7]. Desde los cuentos en la noche hasta los libros de ilustraciones son los primeros acercamientos del niño con la lectura. Los maestros también juegan un papel importante dentro del hábito de la lectura en los niños, pues en México se carece muchas veces de maestros lectores que fomenten esto en los niños, pues ni siquiera ellos mismos leen. Al niño hay que hacerlo pensar, sentir, crecer y desarrollarse en todos los sentidos por medio de la lectura.
Como dice Charles Creel y Orozco: “Los maestros deben constituirse en agentes de transformación social que contribuyen a que los educandos tengan oportunidad de pensar y construir su propio conocimiento”[8]
A partir de lograr una mejor lectura y comprensión de la palabra, despertará la curiosidad de saber, pues “El leer mejor estimula el deleite de la lectura”[9]

Otros beneficios:
Como dice Schaill en su libro 7 days to faster reading (7 dias para una lectura más rápida) “Las personas que han aprendido verdaderamente a leer, nunca están sin saber qué hacer, jamás están solos”[10]
Un buen libro es como un amigo, de hecho, es una comunicación con el lector a través del tiempo y el espacio. Se puede estar de acuerdo o diferir con las ideas de León Tolstoi, quién murió el 20 de noviembre de 1910, (aunque sus biógrafos no concuerdan en el día, sí concuerdan en mes y año)[11] casi a un siglo de su muerte aún puedo ponerme en contacto con su pensamiento que dejó escrito en sus libros.
Al decir que un libro es un amigo y que no se experimentará soledad, otros difieren y mencionan que un libro nos ayuda a estar solos y a convivir con nosotros mismos. Jonathan Franzen citando en Selecciones por su libro How to be alone: Essays menciona: “Lo primero que nos enseña la lectura es a estar solos”[12]

Actualmente las personas pueden ser más amigas de un televisor, un sistema de juegos digitales, una palm o una laptop, que quizás también nos enseñen a estar solos. Los niños también se sienten más identificados con un control de juegos multimedia o una computadora. Y no se trata de decir que son ineficientes o sin provecho para los individuos, simplemente se quiere manifestar que a los libros nunca se les puede sustituir o reemplazar por uno de estos aparatos arriba mencionados.
Concluyo este capítulo con una adivinanza irónica en medio de esta era tecnológica, donde mucha gente lee diarios web en palms, computadoras y celulares.
“Pregunta:
¿Qué es?
Es pequeño y portátil: se puede llevar a todas partes, y aún asi le cabe la misma información que aun CD-ROM, se puede usar en cualquier momento con sólo abrirlo, nunca falla ni necesita ser reiniciado, e incluso algunos modelos vienen con un índice que señala la ubicación exacta de la información que se usa:
Respuesta: UN LIBRO”[13].
A un libro nunca se le podrá sustituir, y aunque muchos hayan pronosticado que con el internet y el presente de esta era tecnológica el libro iba a llegar a su fin, una palm nunca se le comparará con el placer que produce leer el verdadero periódico en las mañanas, acompañado de un buen café. Y todos los que pronosticaron la muerte del libro ahora se dan cuenta de que no es cierto.

[10] Schaill: 7 days to faster reading pág. 27
[11] Véase: Tolstoi: Los Hermanos Karamazov. Prólogo Pág XII
[12] Revista Selecciones: Pág. 117
[13] Revista Selecciones del Reader´sDigest Edición Mayo 2003. Pág 104
[1] Véase: Séller: Reading-writting connections, from theory to practice. Pág. 29
[8] Charles Creel y Orozco: Educación para la recepción... Pág. 54
[9] Schaill: 7 days to faster reading pág. 25
[4] Morris, Psicología. Pág 184
[5] Palacios, Chávez y Domínguez: Leer para pensar: Búsqueda y análisis de la información.
Pág. 57
[6] Morris: Psicología. Pág. 257
[7] Heller, Reading-writing connections from theory to practice, pág. 6
[2] Véase: Defoe: Robinson Crusoe. Pág 37
[3] Yancey, Philip: Sobreviviente: A pesar de todo mi fe sobrevive. Pág. 311

3 Comentarios:

Blogger Fernando dijo...

Hola fru Samsonsen!
He leido su blog desde hace casi 2 años, y, cosa rara, no habia leido este ensayo sobre la lectura; impresionante!!, creo es una de las principales causas de tener un Mexico en condiciones críticas.
Saludos, de un norteño avecindado en la gran capital.

7:29 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

este eb¡nsayo es muy bueno, ya que nos hace reflexionar sobre la lectura y lo que produce esta misma

9:04 p. m.  
Anonymous NOELIA OVANDO dijo...

primero que nada estoy de acuerdo con que la familia es la primera en que debe fomentar la lectura desde muy temprana edad en los niños, posteriormente esto debe seguir en la escuela.nadie más que los padres y los docentes tenemos en nuestras manos esa tarea de motivar a nuestros niños para que lean, entonces manos a la obra, la unión hace la fuerza, todavia podemos crear en este mundo hombres de bien, honestos,creativos, sociables, críticos, que se aman así mismo y a su patria.que viva la lectura

12:22 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal